CARTA ABIERTA
A LOS CANDIDATOS PRESIDENCIALES Y ASAMBLEISTAS ELECCIONES ECUADOR, FEBRERO 2021

Señores/señoras candidatos/as:

Las próximas elecciones, son una oportunidad para repensar el país, recuperar el rol del Estado en la garantía de derechos, en la priorización de la inversión social y en las políticas públicas que remuevan las desigualdades sociales que legitiman la situación de desventaja económica, social, política de más de la mitad de la población que somos las mujeres y que se expresa en BRECHAS DE DESIGUALDAD en la educación, empleo, ingresos, acceso a la tecnología, salud sexual y reproductiva, recreación, participación política, violencia de género, distribución equitativa de responsabilidades en las tareas de cuidado dentro del hogar.

La igualdad entre hombres y mujeres no solo es un principio jurídico universal reconocido por la Carta de Naciones Unidas y otros instrumentos internacionales de los que Ecuador es firmante, así como por nuestra Constitución 2008, sino que constituye un eje central para la adopción de políticas públicas en un Estado moderno, democrático, equitativo, inclusivo y diverso.

Esperamos que su Plan de Gobierno, considere entre otros, los siguientes aspectos prioritarios para las mujeres:


1. Ministerio de la Mujer y la Igualdad


Las políticas para la igualdad real y autonomía de mujeres, requieren de un Ministerio que se encargue de formular, implementar, hacer el seguimiento y asesorar a las distintas instancias de gobierno, en la eliminación de toda forma de discriminación por razón de sexo, origen racial o
étnico, religión o ideología, orientación sexual, identidad de género, edad, discapacidad o cualquier otra condición. Al Ministerio le corresponderá elaborar políticas públicas dirigidas a asegurar la igualdad de trato y de oportunidades, especialmente entre mujeres y hombres, el fomento de la participación social y política de las mujeres, y la prevención y erradicación de cualquier forma de violencia contra la mujer.


2. Autonomía económica y empoderamiento de mujeres en el contexto post COVID-19


Los impactos del COVID afectan de manera diferente a hombres y mujeres. Las mujeres jefas de hogar, las que viven en zonas rurales, las indígenas y afroecuatorianas, las pequeñas comerciantes, empleadas domésticas, las trabajadoras informales, están sufriendo la reducción o falta de ingresos que acentúa su dependencia económica, lo que a su vez, les impide tomar decisiones para romper el círculo de la violencia. Por ello, se requiere priorizar políticas públicas para la atención a los hogares que han perdido sus ingresos, en especial a los hogares encabezados por mujeres, las mujeres rurales, indígenas y afroecuatorianas que combinan actividades agropecuarias no remuneradas, pequeño comercio, turismo y mercado informal, que no tienen ingresos propios. La reactivación económica pasa por el acceso de mujeres a la tecnología digital, a la capacitación, a fondos de emergencia para sostener sus negocios, eliminación de barreras para acceder a sistemas de crédito y capacitación para la innovación.


3. Trabajo de cuidados


Las políticas para la igualdad deben reconocer los trabajos de cuidados, generalmente a cargo de mujeres, como trabajos esenciales no remunerados. En Ecuador, según la Encuesta de Uso del tiempo 2012, el promedio semanal del tiempo dedicado a esas tareas es de 31 horas para mujeres y 9 horas para los varones. La Encuesta debe mantener su periodicidad como insumo para el diseño
de políticas.

Tenemos evidencia que durante el confinamiento, las mujeres incrementaron el trabajo doméstico, apoyo y control de tareas escolares, aprovisionamiento, cuidado de personas con discapacidad enfermos, adultos mayores, por lo que se debe promover responsabilidades compartidas entre el Estado, el mercado, las familias y las comunidades y una mayor conciencia y responsabilidad de los
varones.


4. Autonomía física y el derecho a decidir


Coherentes con nuestra Constitución y los principios de no discriminación y laicidad, exigimos se respete nuestro derecho a tomar decisiones sobre la vida sexual y reproductiva, impulsando políticas públicas que garanticen la salud, acceso a métodos anticonceptivos, atención de emergencias obstétricas, para prevenir la mortalidad materna y los embarazos no deseados.

Especial atención debe darse a la prevención del embarazo en adolescentes, a través de educación sexual integral.

El aborto en casos de violación es una exigencia mínima que la hemos puesto a discusión para su aprobación en la Asamblea Nacional, donde han prevalecido los prejuicios religiosos y machistas que pretenden mantener control sobre la vida y las decisiones de las mujeres. Exigimos tratar el
tema desde el ámbito de los derechos a la salud, a la toma de decisiones y a la libertad de las mujeres.


5. Violencia contra las mujeres


La persistencia de la violencia contra las mujeres, evidenciada en los datos de la Encuesta de Relaciones Familiares (2019) que indican que 6 de cada 10 mujeres han sufrido a lo largo de su vida algún tipo de violencia, así como las cifras en aumento de femicidios en todo el país, que llegaron a más de 100 femicidios en el 2020, muestran que las leyes no son suficientes, hace falta modificar los patrones socioculturales que perpetúan y reproducen los estereotipos del ser hombre y ser mujer. El sistema educativo, los medios de comunicación son un recurso esencial para generar una cultura armónica de convivencia y respeto entre hombres y mujeres.

Exigimos TOLERANCIA CERO frente a la violencia en las instituciones públicas y privadas. El sector privado y las empresas pueden ser aliados en políticas de prevención del acoso sexual en el trabajo y de eliminación de la brecha salarial entre hombres y mujeres.

Exigimos que los servicios de atención a víctimas de violencia doméstica, se consideren “servicios esenciales”, asegurando el acceso de las mujeres en zonas rurales. Se debe reconocer y considerar los aportes y la experiencia de organizaciones de sociedad civil, organizaciones no gubernamentales, Casas de refugio y Centros de atención en la ampliación de coberturas con adecuada y oportuna financiación.

La violencia es un problema social, hombres deben comprometerse con cambio de la masculinidad tóxica, violenta y abusiva para nueva masculinidad basada en respeto e igualdad. Los hombres deben recuperar su derecho a la paternidad, a la familia, a dar y recibir afecto, a no ser violentos. La violencia hace daño a mujeres y hombres, a las familias, a los niños/niñas que crecen en hogares
violentos.


6. Presupuesto


Las políticas para la igualdad, requieren financiamiento adecuado, mismo que fue recortado en el actual gobierno, debilitando el Consejo Nacional para la Igualdad de Género, la implementación de la Ley Orgánica Integral para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres, el funcionamiento
de las Casas y Centros de atención integral a víctimas de violencia. El Estado debe destinar recursos humanos y económicos para recuperar los sistemas de cuidado y servicios sociales básicos: cuidado infantil, cuidado de enfermos, adultos mayores, comedores, articulando políticas de empleo, capacitación y profesionalización, con servicios de cuidado.

Exigimos equidad en la asignación presupuestaria, priorizando los sectores más afectados por los efectos del COVID-19, en especial a las mujeres, a niños/niñas y adolescentes, adultos mayores, mujeres indígenas, afroecuatorianas y del sector rural.

Aspiramos que el nuevo gobierno asuma su responsabilidad en la administración de los recursos económicos que puedan provenir entre otras fuentes, de una acertada renegociación de la deuda externa, reactivación y transformación productiva, impuesto a la riqueza, controles a las instituciones financieras, recuperación de bienes de operaciones corruptas entre otros.

Convocamos a reconstruir un país democrático, participativo, equitativo donde las relaciones de igualdad y equidad social y de género, sean la base de políticas públicas para la transformación económica, social y cultural de nuestro país.



Quito, 10 enero 2021

Un millón de historias beneficiarán a organizaciones dedicadas a la equidad de género para las mujeres

¡Cuenta tu historia y hazte una selfie! Tú historia nos importa y nos ayuda a todas
Close Bitnami banner
Bitnami